abogado herencias
abogado sucesiones

 Sucesiones

 

Abogados sucesiones

El impuesto de sucesiones es, en esencia, un tributo que grava la renta que trae consigo la aceptación de tres hecho imponibles que pasaremos a detallar a continuación.

El primer hecho imponible es la transmisión mortis causa. Esto es, legados o herencias. Por supuesto, estos dos conceptos son diferentes entre sí, pero se trata de una diferencia jurídica en la que no entraremos en este apartado. Si desea más detalles sobre cualquiera de los puntos tratados a continuación no tiene más que ponerse en contacto con nuestro despacho de abogados de Barcelona y estaremos encantados de ofrecerle asesoramiento de manera personalizada.
El segundo hecho imponible es la transmisión inter vivos. Una transmisión inter vivos será, en la mayoría de casos, una donación. Pero también es posible que nos encontremos con la condonación de una deuda con ánimo de liberalidad, en cuyo caso, como resulta evidente, también habría que tributrarla.
Y el tercer hecho imponible que debe someterse al impuesto de sucesiones es el cobro de cantidades de seguros de vida. En este caso dicho impuesto sólo actuará si la persona contratante y la beneficiaria son distintas y exista un fallecimiento.

En los tres casos descritos la persona que deberá tributar el impuesto de sucesiones será la que resulte beneficiaria en el trámite. De este modo, en el primer caso los tributantes serán el heredero o el legatario; en el segundo, el donatario; y en el tercero, el beneficiario del seguro de vida. Cabe destacar, no obstante, que en el caso de las donaciones será un requisito indispensable para que la donación se produzca que tanto el donante como el donatario estén de acuerdo con el trámite.

Impuesto sucesiones

En cuanto al devengo o, lo que es lo mismo, el momento en el que nace la obligación del pago del tributo fijado por el impuesto de sucesiones se producirá el mismo día de la defunción de la persona que causa la deuda en el caso de los procesos originados mortis causa -herencias, legados y cobros de seguros de vida- o, en el caso de las donaciones, cuando el beneficiario acepta dicha donación.

En sí, el impuesto de sucesiones no es un trámite complicado de llevar a cabo. Sin embargo, si se hace necesaria la actuación y el asesoramiento de un abogado experto en impuesto de sucesiones es porque la Ley permite que cada comunidad autónoma ejerza una serie de competencias normativas sobre dicho impuesto que afecta a todo su territorio. Esto es lo que convierte este impuesto en un verdadero quebradero de cabeza para muchos de nuestros clientes y es lo que les motiva a ponerse en nuestras manos.

En Bombí & Ripoll, nuestro bufete de abogados de Barcelona no sólo conocemos todos los entresijos que el impuesto de sucesión tiene en la Comunidad de Cataluña, sino también en el resto de Comunidades Autónomas del país. Y es que sólo de este modo podremos garantizar la salvaguarda de los intereses de nuestros clientes y la protección de sus derechos.

Nuestros abogados para sucesiones conocen todos los descuentos que se pueden aplicar sobre este impuesto: posibles cargas, deudas o gastos en un bien heredado o donado; si se trata de una empresa familiar; si ya se han pagado impuestos en el extranjero por un bien heredado fuera del país; si se cumplen los requisitos para poder tributar este impuesto en una comunidad autónoma en la que la cantidad a pagar sea más baja, etc.

Todo ello con la más estricta profesionalidad, diligencia y eficacia que dan años de experiencia y formación. No en vano somos uno de los bufetes mejor valorados de la provincia de Barcelona.

 

Your browser is out of date. It has security vulnerabilities and may not display all features on this site and other sites.

Please update your browser using one of modern browsers (Google Chrome, Opera, Firefox, IE 10).

X