El matrimonio homosexual sigue regulándose en múltiples países de la geografía mundial y ahora es el turno de un país del continente asiático; Taiwan. El Tribunal Constitucional, ha proclamado inconstitucional el código civil y ha asegurado que tendrá que ser enmendado en un máximo de dos años para que se reconozca el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo. De esta forma, Taiwan se convierte en el primer país asiático donde las personas del mismo sexo podrán contraer matrimonio.

Una amplia mayoría tomó esta decisión. De los 14 jueces del Tribunal, únicamente dos se pronunciaron en contra. Para que la decisión fuera efectiva, eran necesarias 10 opiniones a favor y, una vez conseguidas, ha supuesto un cambio positivo para el colectivo LGTB de este continente, puesto que en los países vecinos la persecución a los homosexuales es realmente intensa.

La sentencia, es histórica y progresista. La presidenta Tsai Ing-Wen, definió que el matrimonio entre personas del mismo sexo no afectará a la aplicación del capítulo sobre matrimonio entre personas de sexo opuesto y tampoco alterará el orden social. Además, aseguró que la libertad de matrimonio entre dos personas del mismo sexo una vez reconocida su legalidad, constituiría la base colectiva, junto con el matrimonio entre personas del sexo opuesto para la estabilidad de la sociedad.

El presidente de la Asociación Taiwán Tongzhi (LGTB) Hotline, Wayne Lin, destacó que la sentencia no podía ser mejor y que seguirían trabajando para que el matrimonio gay fuese una realidad antes de fin de año.

Dicho colectivo había visto muy cerca su sueño, pero todos los proyectos de ley que han llegado a debatirse en el parlamento se habían quedado en el camino. Ahora Taiwán se ha convertido en un país de tolerancia para este colectivo en comparación con los países vecinos. En Indonesia por ejemplo, dos hombres acusados de mantener relaciones sexuales han recibido cerca de 100 bastonazos en una ceremonia pública donde se les insultaba y se les escupía. Por otro lado, 141 hombres fueron arrestados hace escasos días en Yakarta en una sauna gay.

Por tanto, Taiwan se convierte en el mejor país para que puedan vivir todas las personas que integran el colectivo LGTB. Una acción de la que deberían tomar ejemplo los países vecinos para que la tolerancia y la no discriminación lleguen a estos países y para que las personas que vivan en él puedan vivir sin miedo y con plena libertad.