Debido a las sanciones contra Cuba durante los pasados meses y arrecio de otras anteriores, son muchos los países que se han manifestado en contra de esta medida de los Estados Unidos, y España no es la excepción.

Al respecto, Josep Borrel, Ministro de Asuntos Exteriores de España, adelantó que numerosos litigios legales iniciarán por parte de la Comunidad Europea a raíz de esta situación contra la isla caribeña. Múltiples conferencias sobre relaciones internacionales, o más específicamente entre Washington y la Unión Europea, han sido planteadas y se espera llegar a un acuerdo sobre el bloqueo contra La Habana.

Razón de la temporada de litigios

El 12 de marzo de 1996 surgió la controversial Ley Helms-Burton, también llamada Ley de la libertad cubana y solidaridad democrática, la cual ha tenido varias etapas, y que por decisión del actual presidente norteamericano Donald Trump podría verse reactivada y reforzada, eliminando así múltiples posibilidades para el comercio en Cuba.

Sin embargo la presión internacional ha logrado detener la implementación de esta ley, siendo postergada al menos 3 veces este año y se espera que así continúe, pues de lo contrario las apelaciones y uso de recursos de la Unión Europea serán inmediatas, llegando incluso a presentar recursos frente a la OMC (Organización Mundial del Comercio).

Impacto internacional a nivel legal

La actual situación ha creado una fase en el área legal que no tiene precedentes, pues literalmente los legalistas implicados se están preparando con todas las alternativas disponibles con el fin de enfrentar la aplicación del bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos.

Pero ¿Por qué implicarse con una situación en otro continente? Porque se trata de una acción legal extraterritorial, situación que no debería presentarse bajo ninguna circunstancia. De ello puede establecerse una base para solucionar problemas internacionales utilizando la ley como ente mediador.