Saltear al contenido principal

Consulta Online

935 00 83 83 info@bombi-abogados.es Carrer de Roger de Llúria, 147, 08037 Barcelona
Descubre Cómo Prevenir Y Evitar Un Desahucio

Descubre cómo prevenir y evitar un desahucio

Una de las situaciones más desagradables y difíciles de gestionar que puede afrontar una familia es la del desahucio. Los motivos que pueden llevar a tener que vivir una desgracia como ésta son innumerables, siendo de vital importancia saber cómo actuar en cada caso. Es muy frecuente que haya parejas que recurran a una hipoteca cuando pueden hacer frente a la misma sin ser conscientes de que luego pueden venir tiempos difíciles.

Frecuentemente se habla mucho de cómo hacer frente al desahucio cuando ya se ha producido el impago, pero es importante incidir en el aspecto de la previsión, ya que si se toman medidas se podrá evitar la desgracia en el futuro. En este artículo dejamos algunas recomendaciones que ayudarán a prevenir.

 

4 consejos para evitar el desahucio antes de que sea demasiado tarde

Actuar con previsión siempre va a ser la mejor manera de poder pagar la hipoteca y evitar una situación crítica de impagos. A continuación, se mencionan alguna serie de medidas preventivas que se pueden tomar:

  • Ampliar el plazo: Es común encontrarse con situaciones en las que se hace frente a una hipoteca cuando la economía familiar es buena pero luego ésta pasa por un momento de crisis. En estos casos lo mejor es recurrir al banco para ver si pueden ampliar el plazo, reduciendo la cuota mensual correspondiente.
  • Recurrir a la carencia hipotecaria: La carencia permite “pasar el mal trago” cuando hay una circunstancia particular de dificultad. Existe la carencia parcial, donde solo se pagará durante un tiempo la parte proporcional a los intereses, y la total, donde no se pagará la hipoteca en el tiempo estimado.
  • Alquilar la vivienda: Si la situación económica de dificultad no es algo puntual, la mejor opción es recurrir a la venta o alquiler de la vivienda, ya que eso permitirá deshacerse de una cuota mensual que puede ser una gran losa.
  • Pedir dinero a un allegado: Aunque es una solución que a nadie gusta, hay veces que no pasa nada por tener que recurrir a seres queridos para salvar alguna situación crítica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba